Politólogos y economistas advierten en el Foro Global de América Latina y el Caribe 2021 sobre retroceso democrático en la región

NUEVA YORK. –  Expertos de diferentes países advirtieron sobre la amenaza que a su entender se cierne sobre la democracia en la región de América Latina y el Caribe, donde hay una fuerte tendencia al surgimiento de gobiernos populistas y autocráticos.

Sobre el tema se pronunció Daniel Zovatto, director regional para América y el Caribe del Instituto Internacional para la Democracia y Asistencia Electoral (IDEA Internacional), quien afirmó que la región vive un momento de cambios políticos profundos, varios de sus países sufren erosión y deterioro democreatico  y la acechanza del surgimiento de nuevos regímenes autoritarios.

El experto sostuvo que esta situación se produce en momentos en que la región de América Latina y el Caribe vive un nuevo super ciclo electoral que inició con los comicios generales realizados en Bolivia en octubre del 2020 y culminará en el 2024, con la celebración de elecciones en varios países de la región.

Zovatto indicó que, durante este período, todos los países latinoamericanos, excepto Cuba, irán a las urnas para elegir o reelegir, por voto popular directo, a sus respectivos presidentes y legisladores.

Explicó que durante 2021 habrá cinco elecciones presidenciales y legislativas. En Ecuador y Perú (ya celebradas), y en Chile, Nicaragua y Honduras (en noviembre), mientras que en El Salvador y México tuvieron lugar comicios legislativos y en Argentina  tendrán lugar en noviembre. Chile, por su parte, realizó elecciones para escoger a 155 constituyentes el pasado mes de mayo..

Sostuvo que, de igual manera, habrá elecciones de corte local o regional en El Salvador, Bolivia, Chile, México, Paraguay y Venezuela.

“Este super ciclo se anticipa complejo, con alto nivel de incertidumbre y múltiples desafíos en nuestra región”, advirtió Zovatto durante su intervención en el Foro Global América Latina y el Caribe, que se desarrolla en esta ciudad con la participación de varios ex mandatarios y expertos internacionales.

Afirmó que el riesgo mayor es que este nuevo super ciclo electoral, a consecuencia del actual complejo escenario ecónomico-social, el malestar ciudadano y la falta de confianza en las elites y partidos tradicionales, abra camino a mayor polarización, e inestabilidad, una gobernabilidad crecientemente compleja y facilite la llegada al poder de nuevos lideres populistas.

La Fundación Global Democracia y Desarrollo (Funglode) y su institución hermana en los Estados Unidos, la Global Foundation for Democracy and Development (GFDD) y el Instituto Internacional para la Democracia  y Asistencia Electoral (IDEA Internacional), organizaron el foro con la colaboración de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y el Instituto de Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Columbia (ILAS).

Los panelistas

Como panelistas intervinieron Manuel Orozco, director del Centro para Migración y Estabilización Económica; María Victoria Murillo, directora del Instituto para Estudios Latinoamericanos (ILAS), y Denise Dresser, profesora del Instituto Tecnológico de México (ITAM).

Asimismo, participaron Patricio Navia, profesor del Centro para Estudios Latinoamericanos y del Caribe de la Ciudad de Nueva York, y María Herminia Brandao Tavares, investigadora del Centro Brasileño para la Investigación y Planificación (CEBRAP), en tanto como moderador fungió Gustau Alegret, director del Club de Prensa y Cuestión de Poder.

En su intervención, Manuel Orozco destacó el rol que han jugado las remesas en el desenvolvimiento de los países latinoamericanos y caribeños desde que estalló la crisis de la pandemia.

Especialista en migraciones, se quejó de la actitud pasiva que a su juicio mantiene la comunidad internacional ante las amenazas que se ciernen sobre la democracia latinoamericana y caribeña.

En tanto que María Victoria Murillo vaticinó que el escenario político actual de la región generará mucha fragmentación y serio problema de gobernabilidad.

Mientras que Denise Dresser le pasó revista al panorama político de México, señalando que en ese país se está produciendo un desmantelamiento del Estado.

De su lado, Patricio Navia afirmó que la región de América Latina y el Caribe necesita políticas publicas que garanticen un crecimiento sostenido y una expansión de la clase media.

El panel concluyó con la intervención de la investigadora María Herminia Tavares, quien también llamó la atención sobre las debilidades que arrastra la democracia en la región y aseguró que los niveles de desigualdad se han profundizado durante la pandemia del COVID-19.

Translate »
Ir arriba