Ricardo Lagos recomienda en el Foro de Funglode/GFDD un acuerdo regional para enfrentar efectos del Covid-19

NUEVA YORK.- El expresidente de Chile Ricardo Lagos sugirió un acuerdo entre los gobiernos de los países latinoamericanos y caribeños para enfrentar de manera conjunta, y con mayores posibilidades de éxito, los múltiples problemas que arrastra la región.

“Debe haber una coordinación, para que hablemos el mismo lenguaje en la región”, subrayó Lagos, durante una ponencia en el Foro Global de América Latina y el Caribe 2021, que se desarrolla en esta ciudad este viernes 24 de septiembre.

La Fundación Global Democracia y Desarrollo (Funglode) y su institución hermana en los Estados Unidos, la Global Foundation for Democracy and Development (GFDD) y el Instituto Internacional para la Democracia  y Asistencia Electoral (IDEA Internacional), organizaron el foro con la colaboración de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y el Instituto de Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Columbia (ILAS).

En ese sentido, Lagos se refirió al papel que juegan Brasil, México y Argentina, los únicos países latinoamericanos que forman parte del G-20.

“Es importante entender, como latinoamericanos, que debemos defender los intereses de nuestra región y de nuestro hemisferio”, planteó.

El exmandatario chileno afirmó que se debe buscar la manera de que las inversiones que se hagan en los diferentes países de la región puedan satisfacer los objetivos de desarrollo sostenible.

De su lado, el expresidente colombiano Ernesto Samper consideró preocupante que no haya una respuesta solidaria del mundo ante el desafío global generado por el Covid-19.

“Nos hemos enfrentado a un fuerte proteccionismo sanitario, limitaciones a la exportación de medicamentos y vacunas”, señaló.

Según el ex mandatario colombiano, la solución de la problemática regional debe estar orientada a la declaración de las vacunas como bienes universales, y afirmó que “la partida no la pueden ganar las empresas farmacéuticas, si no que se debe buscar soluciones hacia adelante, para establecer unos mínimos de solidaridad”.

Samper señaló que la pandemia del Covid-19 ha sido la primera crisis global de siglo 21, comparable en sus efectos con la gran depresión de los años 30 del siglo pasado.

En tanto que Luis Almagro, secretario general de las Organización de Estados Americanos (OEA), afirmó que el trabajo conjunto es la clave para enfrentar con éxito los múltiples problemas de la región, los cuales se han agravado con la pandemia.

Sostuvo que la pandemia del Covid-19 ha desafiado la solidez de la democracia en la región, lo que hace necesario el diseño y ejecución de un conjunto de acciones con miras a enfrentar la situación.

“Tenemos que enfrentar esos retos, para poder lograr el desarrollo de los países de la región”, declaró Almagro, tras destacar el rol que desempaña la OEA como organismo articulador de iniciativas comunes para el hemisferio.

En el panel también intervino Sergio Abreu, secretario general de la Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI), quien hizo énfasis en el tema de la integración regional como vía para resolver los problemas comunes de América Latina y el Caribe.

“La integración se logra con la voluntad política de los gobiernos”, afirmó Abreu.

Sostuvo que muchos gobiernos de la región, para poder ganar las elecciones, están dando mayor importancia a políticas de corto plazo, hipotecando, de esa manera, el futuro de las nuevas y próximas generaciones.

De su lado, Marco Pinta Gama, secretario adjunto Iberoamericano, abogó por una agenda de recuperación post-Covid, que abarque todos los aspectos de la crisis.

En ese sentido, Pinta Gama pidió a las instancias financieras internacionales que tomen en cuenta a los países de renta media, a los fines de que los mismos puedan hacer frente a los problemas de la pandemia.

“Afrontamos un gran desafío de cómo la cooperación debe instrumentarse para darle respuesta a la problemática”, indicó.

La expresidenta de Costa Rica Laura Chinchilla advirtió que la región de América Latina y el Caribe está perdiendo muchos espacios a nivel internacional, un elemento al que se debe poner atención urgente.

Según explicó la ex gobernante centroamericana, esta situación se debe al escaso aporte que hace la región a la economía global, a pesar del gran potencial que tiene en ese sentido.

Al analizar el panorama político, Chinchilla destacó la importancia de que se mantenga la vigencia de los mecanismos de integración con que cuenta la región, y pidió que se le ponga mucha atención a la crisis migratoria y a la situación que impera en Nicaragua.

Translate »
Ir arriba