Expertos abordan en Funglode la “Planificación urbana y desarrollo sostenible: los retos de la vivienda en el Gran Santo Domingo”

En el panel desarrollado el martes 14 de junio, participaron Alcides Rodríguez Vargas, ingeniero civil y de construcciones sostenibles, egresado de la UASD;Darysleida Sosa Valdez, doctora en urbanismo y ordenamiento territorial, y Ana Moyano Molina, doctora en Arquitectura, egresada de la Universidad Politécnica de Madrid.

SANTO DOMINGO. – Los retos de la planificación urbana vinculados al desarrollo sostenible en el Gran SantoDomingo fueron presentados y analizados en la Fundación Global Democracia y Desarrollo (Funglode), en un panel que reunió a tres destacados expertos sobre planificación y sostenibilidad urbana. Coincidieron en la necesidad de asumir planes eficaces, sin improvisaciones, con programas de educación que abarquen la población que vive y es propietaria de espacios, a los constructores y los entes gubernamentales que intervienen en los espacios públicos.

Alcides Rodríguez Vargasse se refirió a los “Retos de la vivienda en Santo Domingo: planificación urbana y desarrollo sostenible”.

Consideró que conla finalidad de maximizar los beneficios sociales y asegurar el legado a las futuras generaciones de manera responsable y sostenible, mostramos los siguientes retos:el Gobiernodominicanonecesita reformular diferentes tipos de planificación que reconozca todo el contexto en lo referente a las viviendas sociales y edificaciones. Alentar la integración social.

Al mismo tiempo, planteó que los propietariosdeben entender que las viviendas son inversiones a largo plazo para la sociedad y necesitan ser capaces de incorporar cambios que las hagan sostenibles y tecnologías.

Al referirse a las acciones a tomar, subrayó que, sobre la regulación,deben desarrollarsemétodos que alienten a la innovación y nuevas técnicas. “Esto implica cambio de mentalidad que debe ser explicada a la sociedad.”, indicó.

Consideró que los educadores tienen que preparar a los futuros profesionales para que entiendan las interdisciplinas y lo social, y a la industria de la construcción, constructores y diseñadores los instó a aumentar su compromiso a la investigación y desarrollo. Es uncosto, apuntó, que deberá ser aceptado por la sociedad a largo plazo.

Darysleida Sosa Valdeza se enfocó en “La nueva política urbana y el nuevo intervenir en los barrios precarios”. También la realidad de los dominicanos “entre imaginarios históricos y sostenibilidad urbana”.

Recordó que Santo Domingo históricamente ha sido escenario de diferentes planes y proyectos de intervención urbana, y los retos que siguen presentes para lograr la protección de los ríos Ozama e Isabela.

Igualmente, analizó los procesos de intervención en La Barquita y Santo Domingo Savio; los problemas medioambientales de los barrios de la provincia y las implicaciones que tiene el circuito turístico y plan indicativo para el desarrollo de la Zona Norte.

Compartió su visión sobre el idealdeciudades progresistasy los procesos que sonincompatiblescon la sostenibilidad urbana.

Los barrios precarios y su cercanía con lugares de valor ecológico los enfocó como un peligro nacional que a la vez forman parte de una emergencia global.

Criticó la inmediatez en las acciones que se asumen y resultan incompatibles con los principios de sostenibilidad ambiental y llamó la atención sobre la necesidad de innovar los referentes urbanos, en particular ala informalidad como recurso para la experimentación urbana.

Enfatizó, además, la necesidad de construir conocimientospara intervenir la ciudad.

Ana Moyano Molinase abordó la “Gestión de riesgos y ordenamiento territorial como instrumentos de construcción”, y a la Colectiva de territorios sustentables, seguros y adaptados al cambio climático.

El Gran Santo Domingo es una ciudad global, aglomeración urbana, sociedad urbana o megaciudad en proceso. Fue uno de sus planteamientos iniciales.

Abundó en la necesidad de reducir la brecha de conocimiento en la población sobre su territorio, y las capacidades locales instaladas en el mismo, fomentando las capacidades endógenas para construcción colectiva del desarrollo.

También manifestó que es preciso proporcionar a todos los actores del territorio (comunidades, organizaciones y organismos multinivel) la capacidad para gestionar información espacial geolocalizada que potencie un adecuado diseño y gestión de las políticas públicas, proporcionando respuestas específicas a problemas específicos.

También abogó por un reconocimiento de nuevos actores de gobernanza territorial y la integración de un enfoque participativo, propiciando mecanismos que resuelvan los conflictos de la interdependencia dinámica entre los actores en el mismo ámbito territorial y en el multinivel.

Presentó, al inicio de su exposición, a la organización no gubernamental de la que forma parte: Acoiris. Explicó que se trata de un colectivo transdisciplinar dominicano dedicado a la investigación aplicada paralograr incidir en el desarrollo de las comunidades más vulnerables, con un enfoque sistémico.

“Creemos en las capacidades endógenas de los territorios para construir de forma colectiva otros modos de habitar que consigan un equilibrio social, económico yambiental”, consignó.

Oscar Polanco introdujo el tema y objetivos de la actividad, en su contexto general. También presentó a los expositores, ponderando su formación y experiencia.

Claire Guillemin, directora del Centro de Estudios de la Francofonía dela Fundación Global Democracia y Desarrollo (Funglode),ofreció las palabras de bienvenida y los agradecimientos a las instituciones que se vincularon a la organización del encuentro: el Polo Caribe del Instituto de las Américas (IdA),la Asociación Dominicana de Egresados de Francia (ADDEF), representada porsu presidenta, Gabriela Beltré, y el Instituto Global de Altos Estudios en Ciencias Sociales (IGlobal).También valoró el aporte de los expositores.

Guillemín explicó que la colaboración institucional estrecha que desarrollamos desde Funglode y el IGlobalcon el Instituto de las Américas de Francia, una red transdisciplinaria de estudios superiores y de investigación en ciencias humanas y sociales reúne a más de 60 universidades francesas del más alto nivel. Tienen como objetivo agrupar y coordinar losestudios en ciencias humanas y sociales referentes a América del Norte, América Latina y al Caribe.

El Polo Caribe del Instituto de las Américas (IdA) fue lanzado el 21 de febrero de 2011, en Funglode. Hoy está representado por Laurine Chapon, quien trabaja desde Santo Domingo, vinculando perspectivas locales a su investigación como doctor anda, que trata del tema de la vivienda en Cuba. Resaltó su labor para la realización de la actividad.

El Polo Caribe del IdA tiene como principal objetivo el reforzamiento del espacio euro-caribeño de educación superior: apoya al desarrollo de la investigación sobre el Caribe en ciencias humanas y sociales, participa en proyectos con fines al reforzamiento de los estudios doctorales en la región y contribuye a la promoción de los intercambios entre las universidades caribeñas y francesas.

Manifestó que para el Centro de Estudios de la Francofonía de Funglode es de gran importancia contribuir a la valorización de los pensamientos y las investigaciones en ciencias sociales de Europa y de Francia y abrir espacios de difusión del conocimiento y debates en la República Dominicana.

Expositores:

● Alcides Rodríguez Vargas es ingeniero civil y de construcciones sostenibles egresado de la UASD, queademás cuenta con especialidades en Estructuras y Nuevos Sistemas Constructivos del Instituto de Cienciasaplicadas de Rouen y de la Universidad del Havre en Francia, respectivamente. El señor Rodríguez Vargas esmiembro de la Asociación de Egresados de Francia (ADDEF) y trabaja en la Dirección General deReglamentos y Sistemas del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) como técnico yanalista estructural de normas y reglamentos del Departamento de Aplicación de Reglamentos yCalificación (DA&C).

● Darysleida Sosa Valdez, es doctora en urbanismo y ordenamiento territorial. Actualmente, es investigadorapostdoctoral en el Instituto de Investigación sobre Desarrollo Sostenible (IRD) y docente de urbanismo en laescuela de arquitectura de la UNPHU. La doctora Sosa es arquitecta y urbanista con una sólida formación yexperiencia en el desarrollo urbano sostenible y la mejora de barrios precarios. Su trabajo combina tresángulos científicos diferentes: la vulnerabilidad urbana, la política urbana sostenible, y las prácticas urbanaslocales y ascendentes.

● Ana Moyano Molina es doctora en Arquitectura, egresada de la Universidad Politécnica de Madrid. Se hadedicado a la investigación participativa, como metodología que fomenta un proceso indivisible entre lateoría y la práctica, y que implica debate, reflexión y construcción colectiva de conocimiento y accionesentre los diferentes actores dentro de un territorio con el objetivo de transformar positivamente susituación. La doctora Moyano posee veinticinco años de experiencia trabajando en intervencionessistemáticas, enfocadas en tejidos degradados de alta vulnerabilidad en República Dominicana. Esto lo halogrado diseñando y ejecutando proyectos que fomentan la innovación adaptativa y contribuyen a convertirlos tejidos degradados en nuevos espacios de entropía negativa.

Translate »
Ir arriba