Afrontar el impacto de los desastres en las mujeres implica evaluar y asimilar sus roles como trabajadoras que pierden ingresos y cuidadoras que deben atender sus hijos

El ingeniero Frank Rodríguez se refirió al tema este jueves 4 de noviembre en el marco de la celebración del primer congreso de la Red de Cátedras UNESCO de la República Dominicana.

SANTO DOMINGO. – Afrontar el impacto de los desastres en las mujeres implica evaluar y asimilar sus roles como trabajadoras que pierden ingresos y cuidadoras que deben atender sus hijos, consideró el ingeniero Frank Rodríguez.

Se refirió al tema en una conferencia virtual que tituló: “El impacto de los desastres sobre las mujeres”. La exposición fue organizada a través de la Catedra sobre Agua, Genero y Gobernanza, coordinada por el expositor y exdirector del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INDRHI), como parte las “Cátedras UNESCO de la República Dominica y los objetivos del desarrollo sostenible”. Estas se realizan junto al Instituto Global de Altos Estudios en Ciencias Sociales (IGLOBAL), una iniciativa académica de la Fundación Global Democracia y Desarrollo (Funglode).

Rodríguez se refirió al enfoque de género, indicando que es nuevo en el manual para la evaluación del impacto social económico y ambiental de los desastres.

Dijo, a partir de la literatura que se ha producido sobre el tema, que tal inclusión se debe a múltiples razones, entre ellas el reconocimiento de que hombres y mujeres acusan efectos propios de su sexo frente a las situaciones de desastre.

Manifestó que ante esa realidad es preciso tener claro el enfoque de género para poder apoyar a las mujeres impactadas por desastres y poder ayudarlas a enfrentar las calamidades.

En otra parte de su exposición se refirió a la necesidad de determinar el impacto sobre las mujeres de un país o región, para planificar tareas y proyectos que reduzcan el impacto y desarrollen los lineamientos para la recuperación.

También enfocó parte de su exposición en el hecho de que los desastres deben ser vistos como una oportunidad para lograr mejores condiciones de vida en las mujeres.

En el contexto, enfatizó que debe buscarse alcanzar una mayor equidad entre los sexos, a la vez que se desarrollan estrategias para que las madres que pierden su trabajo y tienen que quedarse en sus casas con sus hijos, ante los cierres de las escuelas que motivan los desastres, tengan soluciones a mano.

Recordó que una de las consecuencias de un desastre es la descapitalización de las mujeres y la disminución de su participación en las actividades productivas, tanto formales como informales.

Haciéndose eco de escritos al respecto insistió en la necesidad de hacer evaluaciones transversales, incluyendo las económicas.

También se refirió a lo que llaman rubro de los daños indirectos y a los impactos que atañen únicamente a las mujeres. Sobre este particular, se hizo eco de los que se consideran comportamientos principales. Entre ellos mencionó la pérdida del empleo productivo, que se realiza fuera de su hogar; la de la pérdida de producción del ingreso del hogar, cuando las mujeres laboran con micro y pequeñas empresas que la mujer maneje desde sus viviendas, y los daños que se derivan de deudas que no pueden ser pagadas por la falta de ingresos que provoca un desastre.

En otra parte de su exposición hizo referencia a la promoción que hacen universidades y organizaciones sobre la igualdad de género en cada país. los cuales poseen una amplia información documental que resulta relevante para el tipo de análisis

Destacó como fuente de información sobre la participación en las actividades de desarrollo, el Informe sobre Desarrollo Humano que anualmente pública el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y los censos de las encuestas de hogares que se encuentra en las elecciones nacionales de estadísticas de los diferentes países.

En la actividad virtual, la subdirectora ejecutiva de la Fundación Global Democracia y Desarrollo (Funglode), Yamile Eusebio, ofreció las palabras de bienvenida, junto al asesor del IGLOBAL, José Armando Tavarez, y la directora del Centro de Estudios de la Francofonía, Claire Guillemin. Esta última resaltó el aporte que hacen las cátedras al lograr que se hagan visibles problemas fundamentales de núcleos sociales.

El vídeo de la conferencia está disponible en Funglode Multimedia

Translate »
Ir arriba