“Las familias monoparentales son un modelo cada vez más frecuente en nuestro entorno”

(Santo Domingo, 13 de octubre de 2016).- La Fundación Global Democracia y Desarrollo (Funglode) y la Asociación de Familias y Hogares Monoparentales en República Dominicana organizaron, este jueves 13, la conferencia “Familias monoparentales: Rompiendo esquemas”.

En la actividad participaron Jacqueline Castellanos Khoury, fundadora y directora ejecutiva de la Asociación de Familias y Hogares Monoparentales de República Dominicana; la psicóloga Carmen Virginia Rodríguez, directora ejecutiva del Centro de Terapia Familiar “Psicológicamente” y la psicopedagoga-neurocoach Emma Carolina Fernández –Albert, directora ejecutiva de COEMMA.

Castellanos explicó que una familia monoparental es la que está liderada por uno de los dos padres. Añadió que este tipo de familias se producen por viudez, por elección o por razones económicas y que es un modelo cada vez más frecuente en nuestro entorno.

Señaló que la misión de la asociación es ser un aliado estratégico para este tipo de familias y proveerles acompañamiento, orientación y educación.

Las psicólogas Rodríguez y Fernández hicieron una exposición conjunta en la que abordaron las emociones turbulentas; los efectos del divorcio en la familia, especialmente en los hijos; las 5 etapas del luto; las estrategias para planificar una nueva vida y cómo afrontar el divorcio ante los hijos.

“Esto es una asociación de hombres y mujeres para trabajar en pos de una familia reconstruida”, dijo Rodríguez para iniciar su intervención.

Planteó que el divorcio es una realidad que afecta a casi todas las familias, ya sea de manera directa o indirecta, pero que “no dejamos de ser papá o mamá nunca”.

Manifestó que el divorcio es una pérdida y como tal hay que aceptarla. Agregó que el impacto sobre los hijos dependerá de cómo los adultos manejen esa crisis. “Para los hijos el divorcio es inevitablemente doloroso. Cuando es la única salida los adultos deben tratar de que sea lo menos traumático posible”.

De acuerdo con la terapeuta familiar, para los hijos “aceptar el divorcio de los padres permitirá que ellos mismos puedan amar a otros y ser capaces de comprometerse, confiar en la intimidad, lograr una relación adulta y saludable”.

Fernández se refirió a la importancia de la mediación de divorcio. Indicó que, además de los aspectos legales, incluye una preparación emocional, física y económica.

“El servicio de mediación familiar en casos de separación y/o divorcio es un servicio en el que las parejas solicitan o aceptan la intervención de una tercera persona “medianero” con la finalidad de llegar a acuerdos para reorganizar su relación como padres, clarificar e identificar los intereses en común, establecer negociación y acuerdos satisfactorios para los hijos”, destacó.

La especialista enumeró los factores de riesgo para los hijos ante el divorcio: pérdida de poder adquisitivo; cambio de residencia, escuela y amigos; convivencia forzada con un padre o con miembros de la familia de algunos de ellos; introducción de parejas nuevas de los padres, y disminución de la acción del padre con el que no conviven.

La conferencia forma parte de la colaboración que desarrolla Funglode con iniciativas que buscan impactar positivamente en sectores sociales dominicanos, de la mano de especialistas e instituciones.

Translate »
Scroll al inicio