Jonathan D’ Oleo dice que RD necesita una meritocracia que deje atrás el sistema clientelista

(Santo Domingo, 12 de agosto de 2016).- Abanderado de Max Weber y su concepción sobre un modelo burocrático de organización fundamentado en el mérito, el economista y asesor empresarial Jonathan D’ Oleo Puig, consideró que asumir la “meritocracia” es el camino que necesita recorrer la República Dominicana para transformarse y crecer.

En una conferencia en la Fundación Global Democracia y Desarrollo (Funglode), D’ Oleo Puig, manifestó que si no se tiene cuidado en establecer la diferencia entre la mediocridad y y la eficiencia, se corre el riesgo de que el conocimiento de la verdad, que es lo que realmente genera emancipación, nunca se consiga.

En su disertación sobre “Filosofía de la empresa en la era posmoderna”, compartió las ideas que ha reproducido en su más reciente libro: “Emprende Dinámica: Conceptos, Teoría y Práctica”.

Explicó como las empresas y profesionales exitosos de este tiempo deben buscar atmósferas de trabajo que demanden la aplicación de la inteligencia empresarial y el desarrollo de habilidades relevantes, acompañadas de un espíritu emprendedor que desplaza el estupor que caracteriza la rutina “monótona y tradicional”.

Las empresas y los profesionales de éxito, dijo, deben crear atmósferas de trabajo en las que se desarrolle la inteligencia empresarial, la cual, advirtió, se logra como parte de un proceso que implica cambios y a la vez “dolor”, porque “el proceso de emprender causa dolor”. “Pero hay que estar dispuesto a pagar el precio para lograr el premio”, agregó.

Con un máster of Science, de University College London, y doble licenciatura en Economía y Ciencias Políticas con minors en Negocios y Estudios Latinoamericanos, de Brandeis University, llamó a atención sobre la importancia del individualismo cuando se aborda la economía del conocimiento y de la información. Se necesitan individuos dispuestos a sacrificar sus intereses individuales en beneficio del desarrollo de una causa, “de una idea que conjugue unidad en la diversidad en favor de la colectividad”, argumentó.

“No necesitamos jefes ni capataces”, afirmó, para enfatizar que la actualidad necesita de un tipo de liderazgo que crea la estructura en la que el emprendedor pueda llegar a entender y masificar la simplicidad que va más allá de la complejidad.

“Lo que demandan los tiempos son sabios maestros y líderes capaces de identificar, potencializar y dirigir el talento individual en el contexto de un fin universal de carácter transcendental”, explicó. Y subrayó que “se necesita cultivar la humildad en la medida en que se desarrolla el intelecto”.

Para D’ Oleo Puig, parte de los retos actuales se derivan de la sobrecarga de información que reciben las personas en la era de Internet, la cual genera a su vez un déficit de atención.

Reyna Rodríguez Almánzar, directora de Gestión Humana de Funglode, presentó al expositor. Ponderó su cultivada formación y agradeció que el auditorio de la institución sirviera de plataforma para compartir sus propuestas para impulsar cambios en las personas, las empresas e instituciones en general.

 

VIDEO RELACIONADO

Translate »
Ir arriba